lunes, diciembre 04, 2006

Hoy es día de Santa Bárbara o Changó

¿Quién era Changó?
Changó era el cuarto rey de los Yoruba. Era tan tirano, que dos de sus ministros le retaron el trono. Changó se fue hacia el bosque donde vagó por mucho tiempo, y, finalmente, se ahorcó en un árbol.
Después de su muerte, las casas de sus enemigos fueron quemadas, probablemente provocado por los amigos de Changó. Pero algunos creen que Changó se fue para el cielo y mandó fuego hacia la tierra. Desde entonces, Changó ha sido considerado como un dios de las tormentas, cuya arma el hacha, representa el relámpago.

Después de Obatalá es no de los Orisha más poderoso.
PATTAKI DE CHANGO:

Yemayá y Aggagú (dueño del río) tuvieron amores y de ellos nació Changó. Cuentan que al rechazarlo Yemayá, fué criado por Obatalá y al reconocerlo como hijo le otorgó un collar de color blanco y punzó, le construyó un castillo para que habitara en él como rey del mundo. Al bajar al Congo, con su tablero, su castillo y su pilón se hizo un joven revoltoso y pendenciero, tanto que Madre de Agua Kalunga lo tuvo que expulsar de allí. Andando se encontró con Orula a quien le entregó el tablero pues sabía que lo iba a cuidar y saber utilizar.

Así pues, Changó se quedó adivinando con caracoles y coco y a la vez, cantando, bailando y pendenciando. Se casó con Obbá, pero también vivía fijo con Ochún. Oyá, mujer de Oggún, se enredó también con Changó, se enamoró y se dejó raptar por él. Oggún y Changó iniciaron una enemistad feroz. Dicen que en una ocasión Changó estaba huyendo de su enemigo quien deseaba cortarle la cabeza y se escondió en casa de Oyá. Esta se cortó sus trenzas y se las colocó a su amado, lo vistió con sus ropas y lo transformó en mujer, pudiendo salir así el orisha, dejándole paso sus enemigos al creer que era la santa.

Cuentan que Changó peleaba sin armas y que Osain, que era su padrino, le preparó el secreto (ingredientes) del güiro, para que cuando lo tocara con el dedo y se lo llevara a la boca, echaba candela por ella. Así, con el fuego, vencía a sus enemigos.

A pesar de este Pattaki, existen sobre su origen diversas leyendas, algunas de ellas poco conocidas. Entre los lucumies se dice que nació en la tierra y subió al cielo para convertirse en Orisha, los bantús afirman que bajó del cielo siendo ya un orisha, un oba, un rey.

En cuanto a su paternidad hay otras leyendas. Unos dicen que la madre era Yemayá Konlá, otros dicen que es Iyému o Yémmu. Sobre su padre algunos sostienen que es hijo de Aggayú Solá y otros que es de Obatalá Ibaíbo, el esposo de Iyému que forma la pareja más vieja de Obatalas.

Le atribuyen ser hermano de Aggayú y medio hermano de Babalú-Ayé. Como hijo de Ibaíbo y de Iyému, es el menor de todos los hijos de ese matrimonio y de todos los hijos de Ibaíbo. Fue por encargo de Ibaíbo que Obañeñé lo crió. Por otra parte, Changó reconoce que Ibaíbo es su babá y que Yemayá es su ujá.

Entre los hijos de Ibaíbo y de Iyému, el orden de nacimiento es: Oggún, Ochosi, Elegguá, Orúmbila y Changó. Además se mencionan como medios hermanos a: Obañeñé, Dáda, Aggayú Solá y a Babalú-Ayé.

Su nombre primitivo es Addima-Addima y entre los muchos caminos de este orisha se mencionan entre otros, los siguientes: Olufina Koke, Obbá Lubbé, Obbara, Changó Eyeo, Obboña, Obba Dimeyi, Changó Olufina, Alofi-Alafi, Changó Obayé, Oban Yoko.

Posee un escudero o mandadero que responde al nombre de Orú. Tiene miedo a la Ikú y respeta mucho a Oyá. Es amigo de Elegguá y este lo es de él.

1 comentario:

yajaioara saiz dijo...

srea que santa barbara bendita y santa barbara de ochun son dos personas diferenfes